Tu cesta esta vacía.
×
Tu cesta esta vacía.
Laminado o lacado: la importancia de los materiales
19 julio, 2019 Emedec

Laminado o lacado: la importancia de los materiales

Posted in Tableros, Mobiliario / Interiorismo, Laminado HPL

¿Laminado o lacado? ¿Cuál de estos dos materiales elegirías para tu proyecto? Solo hay una forma de averiguarlo: conocer las cualidades, características y aspectos estéticos de ambos.

Cuando vamos en busca de un revestimiento para nuestro proyecto siempre consideramos las dimensiones, el acabado, el color o el coste. No nos centramos en los materiales con los que se hace o el acabado, al menos hasta que nos fijamos en los precios. Pero detrás de un tablero hay características técnicas y estéticas a veces distantes entre sí y que sería bueno conocer. Por lo tanto, aprendamos a distinguir entre dos de los productos más comunes de muebles, puertas y revestimientos: laminado y lacado.

laminado o lacado - emedec

Comenzaremos diciendo que el laminado es un revestimiento, mientras que el lacado es un acabado. Ambos representan formas de caracterizar el aspecto de revestimientos de paredes, puertas y muebles y, aunque en algunos casos se confundan entre sí visualmente, no tienen nada en común, excepto la capacidad de dar vida a una gama realmente amplia de soluciones estéticas.

Laminado: ¿Qué es?

El laminado, como hemos dicho, es un revestimiento que se aplica para dar un acabado a los tableros. Estos son generalmente derivados de la madera, como aglomerado o MDF. Por lo tanto, el laminado se utiliza para embellecer la superficie de un material de menor calidad y, a menudo, para muebles o puertas con costes más bajos.

Comenzó a extenderse desde mediados del siglo pasado, paralelamente al auge de la industria del mueble, y hoy en día continúa siendo elegido y apreciado por sus numerosas y muy válidas características.

Cómo se fabrica el laminado

laminado hpl - emedec

El laminado se obtiene combinando hojas de papel impregnadas con resinas termoestables, casi siempre fenólicas o melamínicas. En esta primera capa se encuentra otra de color, decorada o impresa para dar el efecto estético final deseado. Al final encontramos una capa exterior protectora, más resistente por la presencia adicional de resinas. Todo esto da vida a una lámina delgada cuyo grosor suele ser de entre 0,6 y 1,2 milímetros.

En función de la intensidad y el tipo de presión aplicada en las distintas capas, tenemos diferentes tipos de laminado. El más común se llama HPL (High Pressure Laminate).

Características del laminado

El laminado es un producto decididamente versátil y lleno de ventajas, razones que han hecho fortuna en la industria del mueble. En primer lugar, es muy resistente al desgaste y al paso del tiempo. Resiste golpes o arañazos, es muy compacto, impermeable e higiénico y, por lo tanto, especialmente adecuado para su uso en encimeras de cocina. También es apreciado por la facilidad con la que se limpia, aunque se debe evitar el uso de lanas de acero. Puede exponerse a la luz solar sin temor a la decoloración, pero debe evitarse el contacto directo con altas temperaturas que podrían estropearla. Finalmente, tiene una excelente relación calidad / precio.

Aspectos estéticos del laminado

El laminado reproduce la madera de la que sigue patrones, colores y materialidad. Aspectos que, combinados con su resistencia, lo han convertido en una solución excelente para suelos.

Si hasta ahora, el efecto “plástico” era elevado, hoy en día encontramos muebles laminados de alta calidad en los que necesitas echar un vistazo más de cerca para diferenciarlos de la madera real.

Pero lo que hace que los laminados sean interesantes es su capacidad para dar vida a superficies de todo tipo, desde superficies lisas y con textura, efecto lacado, hasta aquellos que imitan a la piedra, mármoles, metales, cemento y resinas. El laminado, por lo tanto, ya no es para muebles y revestimientos de bajo nivel, sino que se utiliza en todo tipo de proyectos sofisticados y de calidad.

Aspectos esteticos del laminado emedec

Lacado: ¿Qué es?

lacado qué es - emedec

 

El lacado, a diferencia del laminado, es un acabado y se aplica a paneles de madera, o tableros derivados de la madera, para obtener superficies de colores continuos.

En resumen, hoy en día, el lacado es un tratamiento que utiliza pintura de color o transparente para cubrir y dar un aspecto acabado a los paneles de madera. Originalmente, sin embargo, el término se refería una resina natural, la laca, que en el lejano Oriente se trabajaba y aplicaba a objetos artísticos, dándole la típica pátina brillante o semi-brillante con un color rojo anaranjado.

Cómo se realiza el lacado

El lacado es un tratamiento comúnmente considerado de mayor valor que el laminado, debido al grado de brillo que puede dar a las superficies tratadas.

La pintura de poliéster o poliuretano se aplica principalmente mediante pulverización en varias capas, esperando entre una y otra para que la capa anterior se seque con la evaporación de los solventes. El cepillado y el lijado son pasos clave para lograr superficies perfectamente lisas y brillantes. Esto no significa que para obtener un resultado extraordinario es necesario cuidar la superficie de base de antemano, que no deberá presentar ninguna ondulación o defecto notable.

Como se realiza el lacado

Características del lacado

La principal característica del lacado es la de dar vida a elegantes superficies homogéneas y compactas de cualquier color. La pintura se puede aplicar de la misma manera a los tableros de madera maciza y aglomerado o, más comúnmente, a los tableros de MDF.

Por lo tanto, el lacado a menudo también se utiliza para dar una segunda vida a puertas antiguas o muebles de madera maciza que han perdido el esmalte original o que no van bien con los ambientes contemporáneos en los que deben insertarse.

La calidad del lacado depende del cuidado y el tiempo empleado en las distintas fases del tratamiento, así como de la calidad y cantidad de pintura utilizada. Todo esto afecta a los costes finales y generalmente significa que un mueble lacado es más caro que uno laminado.

El lacado es un acabado duradero con un buen nivel de resistencia al desgaste, pero no comparable a los estándares de laminado. Además, la exposición directa a la luz solar implica la posibilidad de decoloración o alteraciones del color.

Para el mantenimiento del lacado debe usarse paños suaves y productos de limpieza no agresivos: evitar el alcohol y la acetona que podrían estropearlo.

Aspectos estéticos del lacado

El lacado es apreciado por la elegancia que da a las superficies en todos los acabados posibles.

De hecho, el lacado puede dar vida a superficies perfectamente mates, satinadas o brillantes. Incluso se pueden obtener paneles espejados brillantes que alcanzan valores de brillo superiores a 80 en una escala cuyo máximo es 100.

Si no te gusta el acabado liso y brillante, puede elegir el relieve, que es áspero al tacto y obviamente opaco.

Finalmente, el lacado a poro abierto es muy popular, es el que permite vislumbrar la madera que se encuentra abajo y apreciar la textura de las vetas.

La libertad máxima también se concede a la elección de colores, ya que no hay límite, excepto tu propia imaginación.

Si estás buscando alternativas para tus proyectos, y quieres más información sobre los laminados HPL, echa un vistazo AQUÍ.

Comentarios (0)

Deja una respuesta

SavGuardar presupuesto
Su cesta de compra se guardará en el área privada de clientes. Podrá consultar o recuperar su presupuesto en cualquier momento.
Back SavGuardar presupuesto
Nombre de presupuesto que aparecerá en su área privada
Your cart email sent successfully :)